Las 3 etapas clave de un estrategia de Inbound Marketing

Esta estrategia se divide en 3 etapas. Nada se deja al azar, más bien al contrario. En una estrategia de Inbound Marketing, cada etapa constituye un paso adelante para adquirir clientes de calidad.

Esta estrategia se divide en 3 etapas. Nada se deja al azar, más bien al contrario. En una estrategia de Inbound Marketing, cada etapa constituye un paso adelante para adquirir clientes de calidad.

 

1- Generar tráfico en la web

En Inbound Marketing aplicamos una estrategia de posicionamiento natural eficaz en las webs (web corporativa, blog, redes sociales…) Las palabras clave pertinentes, asociadas a contenidos bien referenciados son fundamentales para una mejor visibilidad global. De esta manera, la audiencia, interesada en vuestra área de experiencia, podrá acceder más fácilmente a vuestras webs gracias a un posicionamiento relevante a nivel de SERPs.

En una estrategia de Inbound Marketing, las redes sociales juegan también un rol primordial para atraer tráfico. Es importante utilizarlas para promover vuestros contenidos y reforzar o construir un grupo de interés.

 

2- Transformar el tráfico en clientes potenciales (leads)

En una estrategia de Inbound Marketing, esta transformación es un paso clave.

¿Cómo seducir a vuestra clientela y vuestros clientes potenciales y por consiguiente desarrollar vuestra propia base de datos? El principio del “Call to Action” será decisivo.

Cuando lleguen visitantes a vuestra web, no dudéis en ofrecerles varios campos de acción (sin perderlos): juegos, inscripción a newsletters, contenidos Premium… Son sencillos y ayudan a crear entusiasmo por vuestro contenido. Rellenando un formulario el cliente obtiene contenido de calidad, y usted obtiene un contacto que le permitirá constituir una base de datos de calidad gracias a los secretos del Inbound Marketing.

 

3- Transformar un lead en cliente

Esta última etapa del Inbound Marketing se basa en el conjunto de medios que permitieron llegar a vuestros objetivos de marketing. Objetivos en los que generalmente lo más importante es el reconocimiento de marca. Con la ayuda de técnicas de Marketing Automation como campañas de emailing, sms, o geofencing, el cliente estará informado sobre el servicio que se le ofrece. En esta etapa, la calidad de las acciones de comunicación debe estar a la altura de la calidad del cliente potencial.

 

Inbound Marketing: “Más bien seducir, no imponer”

Es importante recordar que al contrario del Outbound Marketing que tiende a ser demasiado “agresivo” con los clientes potenciales, el Inbound Marketing incita a ser curioso creando contenido relevante para el cliente. Hay que seducir, no imponer. Los resultados vendrán de manera natural y los clientes estarán más abiertos a vuestras propuestas. El Inbound Marketing cumple fácilmente los objetivos cualitativos de la audiencia gracias al contenido de calidad. Al contrario que el Outbound Marketing, que prioriza los objetivos cuantitativos, por querer llegar a un mayor número de clientes potenciales.