Branding Mood: Lo que debes evitar

En nuestra entrada previa revisamos algunas buenas prácticas para el branding en las redes sociales, y cerramos con el compromiso de hacer una entrada con las cosas que NO debemos hacer al ‘brandear’ en el mundo digital, o los errores que debemos evitar.

En nuestra entrada previa revisamos algunas buenas prácticas para el branding en las redes sociales, y cerramos con el compromiso de hacer una entrada con las cosas que NO debemos hacer al ‘brandear’ en el mundo digital, o los errores que debemos evitar.

El branding es un tema que muchos asumen como obvio o que dan por sentado. Error.

El mundo digital cambia constantemente, tanto en herramientas y usabilidades, como en cuestión de contenidos, dispositivos de navegación (los móviles mandan en muchos países) y redes sociales. Entonces, no puedes tomar a la ligera entender lo que puedes y lo que no debes hacer con tu marca y su nombre. Recuerda que todo lo que dices y haces te define a ti y a tu marca.

Aquí unos errores que debes evitar a toda costa:

  • Dejar la atención al cliente como lo último en la lista

Las redes sociales son la nueva central de atención a clientes. Lo que dices en ellas, cómo lo dices y cuánto te tardas en decirlo, es para siempre.

La gente le dará re-tuit, hará capturas de pantalla, se burlará, responderán o dirán algo negativo al respecto.

Hay que entender muy bien que la calidad de servicio al cliente que das en tus redes sociales debe ser lo más cuidado de las joyas de la corona.

Tu producto puede estar impecable, el logo impresionante, y la página web ser lo máximo en SEO. Pero si el servicio al cliente o su experiencia son pésimos, habrás perdido la marca.

  • No tener 10000% clara la identidad de la marca

Si hay algo mortal, dañino y nefasto, es  no entender qué representa tu marca de forma clara y concisa.

Define tus objetivos, enumera las razones por las cuales quieres ser reconocido y diferenciado de tus competidores. Debes representar algo.

Divagar, no sirve. Estar medianamente seguro, tampoco. Esto hay que tenerlo 100% claro y ser coherentes en todas las plataformas.

  • Promesas falsas

Que lo que ofreces sea lo que realmente le estás dando al cliente final. Si por ejemplo, subes fotos de un restaurante impecable, hablas de la comida exquisita, de su buen precio y atención, y llegan al sitio y los atienden pésimo, ya sabes lo que sucederá.

Si lo que se vendes no se acerca a la experiencia real del cliente, este se sentirá engañado y lo dirá en las redes sociales.

Una vez tengas clara tu marca y pongas en marcha en proyecto, mantén presente esta pequeña lista de cosas a evitar, y estarás a salvo.

Igual, si recibes una nueva marca para trabajarla, debes conocerla muy bien, para no caer en ninguna de estas faltas.

  • Abandonar la identidad elemental

La creación y establecimiento de una marca lleva años. Si logras definirla a cabalidad en un corto tiempo, considérate afortunado.

La marca es más que un símbolo o slogan. La marca debe ofrecer a sus consumidores un conjunto de cualidades emocionales que creen una relación de confianza, entre los que están el nombre, la identidad gráfica (logo, colores), tono de comunicación, entre otros. Elementos que debes mantener en todas las plataformas sociales que tienes.

 

En conclusión… No hay una conclusión única

El branding encierra muchas aristas, igual sus posibles errores. Lo importante es que se establezcan las características diferenciadoras de tu marca, sin intentar forzar a los clientes a que formen parte de ella, sino más bien que quieran serlo.

También tener en consideración que los productos que se comercializan no están obligatoriamente relacionados con la personalidad de la marca.

Así que a tomarse el tiempo de ir afinando tu branding hasta estar 100% contentos con lo que quieren para su branding, y el resto fluirá solo.